Cinco buenas razones para tener un seguro de vida

Cinco buenas razones para tener un seguro de vida

Garantizar que el asegurado y su familia mantengan el nivel de vida acostumbrado pase lo que le pase es el principal argumento para contar con un seguro de vida. Pero hay otros igualmente importantes que resaltan la utilidad de ser previsores.

La vida da muchas vueltas. Aunque hoy una persona goce de salud y de seguridad económica para cubrir sus necesidades y la de sus familiares, la situación puede cambiar de un día para otro. Un ejemplo de ello ha sido la pandemia de la covid-19. Por eso, disponer de un seguro de vida es conveniente para asegurar el futuro, convirtiéndose en un apoyo esencial para las familias y para los propios asegurados.

A continuación, listamos algunas de las ventajas:

1. Proteger el futuro.
En algún momento de la vida es muy probable que las personas se planteen qué sería de su familia o de ellas mismas si les pasara algo. Con un seguro de vida la respuesta es conocida: se contaría con unos ingresos determinados para garantizar la calidad de vida. Y es que la principal función de un seguro de vida es proteger a los individuos ante una eventual situación adversa provocada por el fallecimiento o la invalidez permanente absoluta del asegurado aportando estabilidad económica a la familia.

Por eso, en los momentos más difíciles, este tipo de protección puede convertirse en una de las principales ayudas para muchos hogares, ya que ofrece la tranquilidad de saber que pase lo que pase, una familia va a poder mantener el nivel de vida acostumbrado durante un tiempo para readaptarse a la nueva situación. Por ejemplo, permitiendo que los hijos puedan continuar con sus estudios, sus actividades complementarias, etc.

2. EL seguro de vida es como un paracaídas, si no lo tenés cuando lo necesitaste, luego será tarde.

Por eso, el seguro de vida cobra relevancia en los momentos más importantes de la vida. La cobertura básica de un seguro de vida es el fallecimiento del asegurado, fatal circunstancia en la que haber contratado un producto de estas características adquiere una relevancia especial. Sobre todo para aquellas familias con una elevada dependencia económica, o incluso total, de la persona asegurada.

Ante estas situaciones, los beneficiarios o el propio asegurado recibirían el importe previamente fijado para amortiguar el impacto económico que provoca la ausencia o la incapacidad permanente absoluta de la persona asegurada.

3. ¿Vale la pena contratar un seguro de vida?

Mucha gente se pregunta si es realmente necesario asumir otro gasto más a los que ya se tienen habitualmente y contratar un seguro de vida, ya que tiene un carácter voluntario. Entonces es importante no perder de vista que es un tipo de seguro que cobra especial relevancia en los momentos más trascendentales y con la utilidad esencial de blindar las necesidades económicas de la familia y de uno mismo si sucede algo.

Se calculan unos 5 años para que una familia pueda recuperarse económicamente después de la pérdida de uno de sus miembros, situación que todos debemos considerar para proteger a los nuestros.

  1. Otra serie de coberturas

Los seguros de vida no solo cubren en caso de fallecimiento, también son muy útiles para mejorar el bienestar económico de los propios asegurados y su familia. La razón es que les protege frente a imprevistos igualmente desafortunados, entre ellos la invalidez permanente absoluta. En esta situación, el asegurado no puede realizar trabajo remunerado y lleva implícitos gastos médicos o disponer de una cantidad que compense la disminución de ingresos al tener que dejar de trabajar durante un tiempo.

  1. Bonificaciones fiscales

Para incentivar la contratación de seguros de vida en Argentina, se puede deducir hasta $24.000 de la base imponible del impuesto a las ganancias.

¿Cuánto cuesta contratar un seguro de vida? Actualmente hay opciones desde $990 por mes, para ver todas las posibilidades, ingresar aquí.

Abrir chat